miércoles, 12 de marzo de 2008

Noche para Mujeres



Llegamos justo antes que nos quitaran la reservación de la mesa a las 11:15. Estaba el ambiente muy caliente y ya había comenzado el show hace una media hora, las mujeres se veían con más confianza que nunca, se respiraba un perfume de libertad y locura. Cantaban y gritaban, el animador las estaba calentando para el show.
Por fin nos sentamos y pedimos unos tragos fuertes para entrar en trance. La mejor posición es en frente del escenario.

Bueno, debo reconocer que no es mi primera vez, ya he ido un par de veces con otras amigas que me indujeron. Al principio no quería ir, lo encontraba fome, pero me di cuenta que lo mas entretenido es gritar, saltar, reír, relajarse un poco, ahora soy yo la que incite a estas amigas.
Empezó la música y el primer vedetto subió al escenario, lleno de guardaespaldas y bien tapado; era un tipo enorme, vestido de marino... las mujeres se volvieron locas y los gritos de histeria sólo te hacen gritar también.
El marino cada vez se saca más ropa y sus cuerpos duros, torneados cada vez nos impresionan más.
Cuando estas esculturas salen al show hay que dejar la mesa y pelear puesto al borde del escenario. El ambiente está muy caliente, el animador calma un poco la cosa y llama a las novias al escenario, las que tienen que estar dispuestas a reírse un poco de su situación (hacen de todo en el escenario).


Después del show de las novias, sale el doble de Chayanne que es muy simpático, y el rico, rico del doble de Ricky Martin… uff...
Después de ver como 4 vedettos, y reír a rabiar, el escenario se convierte en la pista de baile más caliente, en ese mismo momento se abren las puertas del pub a los hombres que esperaban hace rato, que ni tontos ni perezosos, cosechan los frutos del candente show.